martes, 11 de noviembre de 2014

manga, animu y never let go

Antes que nada, un pequeño remember sobre manga y anime: en japón usualmente se publican mangas (comics) con cierta continuidad y luego, de acuerdo a su éxito, puede llegar a pasar a la pantalla chica en su versión anime (dibujo animado). En algunas ocasiones sucede al revés o hasta no hay un comic primero, pero en resumen hay un marcado estilo grafico en el dibujo japonés que todos podemos reconocer. Now back to the thingy...

De chiquita recuerdo que uno de los primeros animes que vi fue Supercampeones o, como sería el nombre sin la infernal traducción, Captain Tsubasa. Con mi hermana íbamos a la tienda de alquiler de videos cerca a mi casa y nos llevábamos unos cuantos capítulos para verlos en el vhs....hace mil años u.u

A partir de ahí empezó mi creciente gusto por el dibujo animado japonés, y a medida que iba descubriendo el internet, por el manga también. Sí es cierto que daba también Spiderman y otros dibujos americanos en la tele, pero la preferencia por Dragon Ball, Sailor Moon, Evangelion, Shaman King y etcétera me marcaron a tal punto que cuando empecé a dibujar mis garabatos emulaba en lo más posible el estilo manga/anime que tanto veía. Empecé copiando y calcando a mis personajes favoritos, pero siempre el resultado era un poco extraño y desproporcionado. Tenía un noséqué que lo hacía verse mal. Luego de mucho tratar fue que me di cuenta que no bastaba con solamente copiar las líneas, había que comprender desde adentro el dibujo.

El tiempo pasó y mis sueños de ser mangaka se quedaron atorados en mi lapicero faber castell, pero aún así aprendí mucho en mi paso por la universidad y aún hoy, enfocada a otra rama educativa, sigo dibujando mi animu... a veces de casualidad (los personajes no pueden NO salirme tipo anime así no lo sean T-T #condemned ) 

He visto a algunos que al empezar a buscar cómo dibujar anime o manga, encuentran a su disposición esos libros de "Cómo dibujar manga" o "Cómo dibujar anime" :D Consejo número uno: kill them with fire.
Niños y adultos de todas las edades, si quieren aprender a dibujar "dibujitos chinos", deben estudiarlos. Esto es, pásate unas mágicas y prolongadas horas viendo anime y leyendo manga. Es básico. Por más que el libro parezca una forma ordenada y metódica de aprender, nunca vas a poder dar en el blanco porque el anime no es simplemente dibujos chinos con ojos grandes. Cualquier lector de manga que se respete podrá dar fe de esto. Hay uno que otro libro de autores japoneses que valen la pena, pero a pesar de que te enseñan algo, hay tantos estilos y tipos de dibujo que no te bastará. DEBES ver y leer el anime de verdad. 

Ahora, volviendo a lo de que hay muchos estilos dentro del mismo anime, mi segundo consejo sería que, por más que suene aburrido y llegue a ser tedioso, agarren un bonito libro de anatomía o dibujo para artistas y se metan un rápido aprendizaje sobre el cuerpo humano. Vean la estructura ósea, los músculos que sobresalen, las distancias entre las partes del cuerpo, los movimientos que cada parte puede hacer, estudien la forma de los ojos, la forma de las manos, todo lo que pueda entrar por sus ojos será más que útil. Es más, probablemente bastará un estudio del cuerpo humano simple pero bien hecho y tendrán una base más fuerte para lo que se viene. Lo que sucede es que por más extravagante que sea el anime, está basado en la vida real (al menos gráficamente...hasta cierto punto), y algo que creo es muy importante es que para poder romper las reglas, uno debe primero conocerlas muy bien. Antes de hacer un personaje de ojos grandes y cabeza extraña con cuerpo super estilizado y líneas simples o complejas, uno debe saber primero hasta qué punto es posible exagerar sin que el personaje parezca hidrocefálico o mutante con articulaciones rotas y cero masa ósea. La idea es que esas "exageraciones" te salgan a propósito y no de casualidad.

Finalmente, de acuerdo al tipo de anime de tu preferencia, podrás ir practicando dibujar tus propios personajes y a medida que vayas probando y dibujando día tras día lograrás encontrar el estilo con el que te sientas más a gusto o hasta encontrar el propio. También te ayudará repasar poses de acción o perspectiva que encuentres interesantes en algunos mangas y redibujarlos para que a punta de trazo y trazo te familiarices con las distintas poses y formas posibles. Si pones en práctica todo lo anteriormente mencionado en este posty, tendrás los suficientes recursos para desarrollar tus habilidades y descubrir tu propia forma de dibujar, y quien sabe, tal vez hasta logres algún día tener tu propio comic. 

Un consejo final: dibuja, dibuja y dibuja siempre que puedas. Ten a la mano un lápiz o lapicero, papeles, una bitácora, aunque sea una boleta del pan que compraste en la mañana. No dejes de practicar ni un día y con el paso del tiempo verás complacido los resultados.








3 comentarios:

  1. yo empece a dibujar asi hasta que mis viejos decidieron comprarle los colores a mi hermana y ami no :c, se me fueron las ganas totales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. A mi porque me hechas la culpa? >:c

      Eliminar